Padre mata a sus dos hijos y se dispara en la cabeza


Al final es importante los comentarios de quienes conocian a este hombre, los comentarios no dicen que era loco o extremadamente violento con sus hijos, no tenia enfermedades mentales o adicciones, su problema es tener pensamientos, practicas y manejo de emosiones de tipo patriarcal, machista, él, como la mayoria de hombres, no se les enseña a manejar los sentimientos de perdida, duelo, trauma, frustracion, dolor, sufrimiento, etc, aunado eso a el mandato de que todo me pertenece, todo se me tolera, ejerzo poder de dominio, violencia, etc. que el sistema patriarcal permite y fomenta, los hombres son bombas de tiempo, nuestro llamado a darse la oportunidad de manejar emosiones de un aforma diferente, sana, sin violencia, los esperamos en los diferentes talleres que facilitamos, viernes, relaciones de pareja y violencia, fespad 5 pm.

Costa Rica:

Un albañil cegado por los celos asesinó ayer a sus dos hijos, de 3 y 7 años, de un balazo en la sien derecha y luego él mismo se disparó en la cabeza.

22 de septiembre de 2009 En barrio Ticoblock de El Carmen de Goicoechea
Carlos Láscarez S. clascarez@aldia.co.cr

El doble homicidio y suicidio ocurrió a las 2:40 p.m. en un cerro de El Carmen de Goicoechea, minutos después de que Jorge Loaiza recogió a sus hijos en la casa de su suegra, donde los cuidaban. Los menores se llamaban Jaffet Eduardo, de 7 años y Kenan Loaiza Mayorga, de 3. Para llegar hasta el sitio del crimen caminaron casi un kilómetro desde la casa de la abuela en medio de un trillo y en una zona enmontada les disparó desde corta distancia. Los tres cuerpos quedaron juntos y boca arriba. El padre sostenía en su mano el revólver calibre 38. Antes del crimen, Loaiza de 36 años dejó una carta en la casa de su suegra, donde indicó sus intenciones y el sitio donde encontrarían los cuerpos de los tres. Paso seguido realizó una llamada a la casa de la suegra y le comentó a un sobrino que estaba decidido a matar a sus hijos. Según Róger Loaiza, hermano del homicida, hace dos días su exmujer lo llamó y le dijo que ya no quería nada con él, pues andaba con otro hombre. También le comunicó que lo demandaría ante las autoridades si se le seguía acercando. Esto lo enfureció, por lo que decidió vengarse con lo más preciado para ella: sus hijos. Días antes, el padre de los niños dijo a conocidos que sus hijos eran de él y de nadie más. Al parecer antes de matarlos pasó a una pulpería, donde les habría comprado golosinas. Guardaba rencor “En la mañana él estuvo conmigo tomando café. Jamás pensé que esto fuera a terminar así. Lloraba y decía que no era justo que ella se consiguiera a un nuevo hombre, ya que él había vendido todo lo que tenía para arreglarle la casa”, dijo el hermano. La pareja tenía 11 años de vivir juntos y se habían conocido en barrio Ticoblock de El Carmen de Goicoechea, donde habitaban. Ella trabaja como dependiente en una tienda del Mall San Pedro. Loaiza anteayer terminó la remodelación de una casa de Guadalupe, aseguró su patrón Alfonso Villalobos. Lo dejó por agredirla Larry Mayorga, tío de los menores, comentó que la pareja tenía 21 días de separada, porque él la golpeó por celos, aunque todos los días llegaba por los niños, luego de que Jaffet regresaba de la escuela de Sabanilla, donde cursaba primer grado. “Él no tenía problemas de adicción, al contrario era un padre muy cariñoso. No tenía arma. A los chiquitos le gustaba jugar Play Station y cantar como si fuera en un karaoke”, dijo Mayorga. Francisco Quesada, jefe policial de Goicoechea, aseguró que el hombre dejó varias cartas y tenía el arma en su mano. Se investiga si había denuncias por violencia doméstica. Los cuerpos fueron levantados a las 6:25 p.m. Un duro golpe

Ananías Calderón, vecino. Nos extraña porque era un buen padre. Antes de llegar vi el zapato del niño y me asusté”.

Glen Calderón, paramédico. Al llegar hallamos dos niños y un hombre muertos. A cada uno se le veía un balazo”.

Róger Loaiza, tío paterno. Dijo que los chiquitos eran de él o de nadie. No sé dónde agarró el arma. Estaba dolido”.

Larry Mayorga, tío materno. Llamó a la casa y dijo que iba a matarlos. Con mi hermana Adriana llevaba 10 años de vivir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada