Robo de nuestra herencia indigena ancestral.

QUE DICE EL GOBIERNO? CONCULTURA? DIRECCION DE PUEBLOS INDIGENAS??? 


Que es la Masculinidad ?

*Es la manera como la sociedad enseña y dice a los hombres cómo tienen que comportarse, que tienen que pensar y cómo tienen que manejar sus sentimientos.  Son mensajes, encargos, mandatos y roles que hombres y mujeres aprenden desde que nacen.  

Invitacion a la bienvenida de la epoca de siembra...

Demosle la bienvenidas a la época de siembra y pidamos a nuestra madre tierra para que los efectos de la depredador y cambio climático, llamado acá efecto del niño, no sean tan graves para nuestro pueblo empobrecido...




El Salvador sin Mecanismos de Protección para Víctimas de la Violencia.


La Mesa de Sociedad Civil sobre Desplazamiento Forzado de Víctimas de Violencia y Crimen Organizado reitera su llamado de que actualmente en El Salvador no existen mecanismos ni política pública que concretice la garantía de la vida de personas que huyen del fenómeno de la violencia, lo que constituye una grave violación a los derechos humanos.

El desplazamiento de familias y comunidades como consecuencia del accionar de las maras o pandillas, o crimen organizado se ha convertido en un fenómeno diario. Categorizar o estigmatizar a las familias por vinculaciones de algunos de sus integrantes a acciones relacionadas con delincuencia y por ello omitir brindar la protección debida en su calidad de víctimas, en particular en casos de niños, niñas, adolescentes y personas de la tercera edad implicaría una grave violación a los derechos humanos.

En los últimos meses, ha trascendido públicamente casos concretos de familias que se han visto forzadas al abandono de sus viviendas debido a amenazas en municipios de Mejicanos y San Luis la Herradura. El último caso es el de 21 integrantes de una familia, que residía en Altavista, San Martín que ha debido huir para resguardarse del accionar de pandillas, previo a buscar mecanismo de protección oficial.

Esta Mesa ya ha hecho llamados públicos al Estado para que se visibilice y reconozca la gravedad de esta situación. Como espacio de reflexión de este fenómeno, exhortamos a visibilizar y dar prioridad a las víctimas y a crear un proceso de protección de sus vidas. Al mismo tiempo hacemos un llamado a la comunidad internacional a activarse frente a este drama que se ha vuelto cotidiano en El Salvador, y que requiere aplicación de mecanismos humanitarios, y más allá es imperante la búsqueda de soluciones estructurales e integrales a este flagelo.

Lamentamos cualquier manipulación política o partidaria del dolor que desvíe la atención que merecen estos éxodos. Esta Mesa con expresiones de sociedad civil y multidisciplinaria se ha unido para dar respuestas, y abordar este fenómeno anteponiendo los intereses de las víctimas.

Si no se atienden: heridas emocionales de la niñez le pasarán factura a nuestra sociedad en unos años

Acá el El Salvador las instituciones encargadas de la proteccion, atencion y garantías de derechos ni saben que es esto...  

Cinco eventos traumáticos persisten cuando llega la edad adulta
Por Lady Rojas

Algunos eventos traumáticos de la infancia, que no necesariamente tienen que ver con un abuso o una pérdida, dejan grandes heridas que salen a relucir en la edad adulta. De hecho, los psicólogos aseguran que se puede hablar de cinco aspectos emocionales que persisten con el paso de los años y que, si no se atienden, nos pasarán una cara factura como seres humanos y como sociedad.
De acuerdo con la psicóloga clínica, Eugenia Ocampo, no se puede generalizar que una persona que sufre temores o angustia, sea necesariamente por algunos eventos que vivió en la niñez, pero si la “raíz viene desde la niñez, se trabaja con la sanación del niño interno.”
Para la especialista, lo que está sucediendo en la actualidad, podría llevar a una sociedad individualista,“los contactos sociales, el cara a cara no es tan gratificante como ir a jugar un juego de video,” recalcó la especialista.
La primera de esas heridas es cuando se habla del miedo al abandono. La persona vive bajo una angustia de quedar solo, por lo que convierte ese temor en una dependencia de la figura de la persona que se cree lo puede proteger y dar seguridad. De acuerdo con la Dra. Ocampo, aquí lo que se trabaja es la ansiedad.
Las personas que han tenido experiencias de abandono en la infancia, tendrán que trabajar su miedo a la soledad, su temor a ser rechazadas y las barreras invisibles al contacto físico.

La segunda herida emocional es el miedo al rechazo. De acuerdo con Ocampo, esto es evidente cuando alguien pasa pensando en la manera en que le puede quedar bien a otra persona, aunque deba sacrificar las decisiones personales. Esto incluso puede generar muchos celos, ya que se tiende a dar “rienda suelta a la imaginación.”
Además, hay personas que padecen esta dolorosa experiencia y que no se sienten merecedoras de afecto ni de comprensión y se aíslan en su vacío interior por el miedo a ser rechazados.
La humillación es la tercera herida y se genera cuando en su momento sentimos que los demás nos desaprueban y nos critican.
Si esto no se maneja y se “digiere”, destruye la autoestima, como cuando se le dice a los menores que son torpes o malos.
En cuanto a la cuarta herida, que es la traición, surge cuando el niño se ha sentido traicionado por alguno de sus padres, principalmente cuando estos no cumplen sus promesas. Esto genera desde desconfianza hasta envidia y otros sentimientos negativos.

La quinta herida emocional es la injusticia, la cual se origina en un entorno cuando los padres o encargados de los menores son fríos y autoritarios, y el niño tiene la necesidad de desarrollar habilidades para la vida.
“Con conciencia social y buscando un entorno sano de amigos, promoviendo las relaciones del compañerismo, que esté en grupos de tres o cuatro personas, favorecer espacios sociales en donde los niños puedan tener ratos de esparcimiento, de juego, ayuda a evitar estos problemas en la futura población adulta,” destacó la Dra. Ocampo.

http://www.crhoy.com/si-no-se-atienden-heridas-emocionales-de-la-ninez-le-pasaran-factura-a-la-sociedad-en-unos-anos/
--
Fecha: 28 de abril de 2015 a las 11:45

¿Cómo ayudar a la persona agresora?


Adriana Durán
*Transcripción y adaptación Teletica.com
26 de noviembre del 2007

La idea es formar hombres que respeten los derechos ajenos, no se sientan obligados a demostrar que son muy hombres, que no asuman a la pareja como un objeto de su propiedad y que por el contrario promuevan una relación igualitaria en la que puedan compartir en armonía.
El apoyo a las mujeres que han tenido que pasar o están pasando por situaciones de violencia en sus hogares, es fundamental para recuperar la paz, la seguridad, la autoestima. Pero también hay que atacar la raíz del problema. ¿y cuál es? Ayudarle a cambiar al agresor.
Alvaro Campos y Marco Coronado, psicólogo y representante de la red de hombres del Instituto Wem y el señor Iván Jiménez, salvadoreño, quien está trabajando con un grupo similar de Hombres Contra la Violencia en El Salvador, nos acompañaron para darnos informes de cómo ayudamos a cambiar.
Adriana Durán: ¿Cómo los hombres pueden ser parte de la solución del problema de la violencia?

Alvaro Campos: Es algo aprendido, a los hombres se les ha ensañado a manejar los conflictos a través de la violencia, aunque algunos se salvan de esta situación. Pero el pensamiento que predomina es de que las cosas son a como ellos dicen, porque
tienen el poder y propiedad sobre las mujeres, estos son pensamientos que conducen a la violencia, si el hombre no empieza a modificarlos.

AD: ¿Por qué se vuelven violentos?

Marco Coronado: Yo como hombre tuve que reconocer que tenía problemas de pensamiento, de conducta para trabajar en este campo. Al hombre se le ha ensañado a ser machista, celoso, a controlar, como una forma de amar. Es una lucha interna, uno sufre mucho y vive amargado.

AD: ¿Son concientes?

Marcos Coronado: En algunos casos sí, otros no lo pueden controlar, aunque uno guarda sentimientos de culpa y dolor, pero no sabe expresarlo, pero cuando uno toma conciencia de sí mismo y busca el cambio, surge un proceso lento en donde hay que trabajar día a día, erradicando pensamientos como de que uno tiene el control de todo, de esos impulsos, pero es una revolución.

AD: ¿Cómo ha sido la experiencia de ustedes en El Salvador, Iván?, ¿Entienden los hombres la necesidad de cambiar?

Iván Jiménez: Para nosotros a sido gratificante, trabajamos el tema de la masculinidad
igual que aquí en Costa Rica, es algo parecido, aunque quizás vivamos niveles diferentes
de violencia, pero la construcción es la misma.

AD: ¿Cómo recomendar que den ese primer paso?, porque la esposa no puede hacer el cambio, es él quien debe decidir buscar ese cambio.

Alvaro Campos: El cambio es posible. Para las mujeres la recomendación es reconocer que esta en una situación de violencia,
que no es solo de golpes, sino de control, de celos excesivos. Se recomienda que busquen ayuda a parte, para que tomen conciencia e inicien un proceso de crecimiento emocional y acaben con esa situación. Y deben entender que ellas no los van a cambiar a ellos. A los hombres les digo que sí es posible cambiar, por lo general ocurre en el momento de crisis donde les dicen: o cambia o lo dejo.
Marco Coronado: Hay que ser enfático en que el hombre si llega solo para cambiar para recuperar a su pareja o familia, está equivocado, porque WEM lo que quiere es cambiar personas, y de esta manera cambiará el entorno de éstas. Y después que el hombre reconozca que tiene un problema, de manejo de poder, de celos, de machismo, lo que tenga.

AD: Qué difícil ir en contra del machismo, porque somos una sociedad formada en el machismo.

Iván Jiménez: Desde que nacemos nos van construyendo en el machismo, y es difícil que después de toda una vida lo identifiquen, por eso WEM quiere hacerles ese alto para que no incurran en acciones de violencia con su familia.

Alvaro Campos: Esa es una decisión personal de renunciar a la violencia, es una decisión psicológica y política de forma que puede dejar la violencia y formarse para prevenir y detener la violencia. Hay que tomar en cuenta qué significa cambiar y ver qué tanto deterioró la relación, para ver si se puede recuperar, porque unas veces se puede otras no, en esta situación ambos deben buscar ayuda. Pero el cambio es en grupo, porque no puede ser solo, es una re-socialización, y esos procesos son en grupo.

AD: ¿Qué les preocupa o más les ha costado a los que quieren cambiar?

Marco Coronado: En la meseta central, el principal pensamiento es de la violencia en sí, porque muchos llegan con medidas cautelares, pero ellos llegan a construir una nueva masculinidad, donde puede comunicarse de una manera más asertiva sin problemáticas.

Iván Jiménez: Esto de la violencia está relacionado con el poder que el hombre quiere ejercer, y eso debe empezar a cederlo, pero se cuestionan porque hay muchas cosas que les han enseñado y que se acomoda en el sistema, eso es lo que más cuesta.

Alvaro Campos: Hay jóvenes que cuando se hacen de novias les quitan los amigos, empiezan a celar, porque la construcción de la masculinidad está desde que somos niños, por lo que hay que trabajar en eso.

AD: ¿Dónde lo aprenden los jóvenes, porque puede que no lo vean en la casa?

Marco Coronado: Igual que aprenden de sexualidad en la calle, con sus amigos, donde el factor común te dice cómo actuar para sentirse hombre, así sucede que socialmente dentro del seno familiar no se recibe esto, pero el espacio queda, porque no se recibe la educación necesaria, entonces puede aprenderlo con otros grupos.

AD: Esperamos que esta información sea de su ayuda.

En El Salvador se pueden comunicarse al 6010-8226 o hclaves@gmail.com