Si no se atienden: heridas emocionales de la niñez le pasarán factura a nuestra sociedad en unos años

Acá el El Salvador las instituciones encargadas de la proteccion, atencion y garantías de derechos ni saben que es esto...  

Cinco eventos traumáticos persisten cuando llega la edad adulta
Por Lady Rojas

Algunos eventos traumáticos de la infancia, que no necesariamente tienen que ver con un abuso o una pérdida, dejan grandes heridas que salen a relucir en la edad adulta. De hecho, los psicólogos aseguran que se puede hablar de cinco aspectos emocionales que persisten con el paso de los años y que, si no se atienden, nos pasarán una cara factura como seres humanos y como sociedad.
De acuerdo con la psicóloga clínica, Eugenia Ocampo, no se puede generalizar que una persona que sufre temores o angustia, sea necesariamente por algunos eventos que vivió en la niñez, pero si la “raíz viene desde la niñez, se trabaja con la sanación del niño interno.”
Para la especialista, lo que está sucediendo en la actualidad, podría llevar a una sociedad individualista,“los contactos sociales, el cara a cara no es tan gratificante como ir a jugar un juego de video,” recalcó la especialista.
La primera de esas heridas es cuando se habla del miedo al abandono. La persona vive bajo una angustia de quedar solo, por lo que convierte ese temor en una dependencia de la figura de la persona que se cree lo puede proteger y dar seguridad. De acuerdo con la Dra. Ocampo, aquí lo que se trabaja es la ansiedad.
Las personas que han tenido experiencias de abandono en la infancia, tendrán que trabajar su miedo a la soledad, su temor a ser rechazadas y las barreras invisibles al contacto físico.

La segunda herida emocional es el miedo al rechazo. De acuerdo con Ocampo, esto es evidente cuando alguien pasa pensando en la manera en que le puede quedar bien a otra persona, aunque deba sacrificar las decisiones personales. Esto incluso puede generar muchos celos, ya que se tiende a dar “rienda suelta a la imaginación.”
Además, hay personas que padecen esta dolorosa experiencia y que no se sienten merecedoras de afecto ni de comprensión y se aíslan en su vacío interior por el miedo a ser rechazados.
La humillación es la tercera herida y se genera cuando en su momento sentimos que los demás nos desaprueban y nos critican.
Si esto no se maneja y se “digiere”, destruye la autoestima, como cuando se le dice a los menores que son torpes o malos.
En cuanto a la cuarta herida, que es la traición, surge cuando el niño se ha sentido traicionado por alguno de sus padres, principalmente cuando estos no cumplen sus promesas. Esto genera desde desconfianza hasta envidia y otros sentimientos negativos.

La quinta herida emocional es la injusticia, la cual se origina en un entorno cuando los padres o encargados de los menores son fríos y autoritarios, y el niño tiene la necesidad de desarrollar habilidades para la vida.
“Con conciencia social y buscando un entorno sano de amigos, promoviendo las relaciones del compañerismo, que esté en grupos de tres o cuatro personas, favorecer espacios sociales en donde los niños puedan tener ratos de esparcimiento, de juego, ayuda a evitar estos problemas en la futura población adulta,” destacó la Dra. Ocampo.

http://www.crhoy.com/si-no-se-atienden-heridas-emocionales-de-la-ninez-le-pasaran-factura-a-la-sociedad-en-unos-anos/
--
Fecha: 28 de abril de 2015 a las 11:45

No hay comentarios:

Publicar un comentario